titgdifusion

Presentación de David Ibarra, profesor de la Facultad de Economía, sobre la situación y prospectiva de las actividades económicas en la Ciudad de México; aportes al proyecto de su Constitución

De izquierda a derecha: David Ibarra, Facultad de Economía-UNAM y Porfirio Muñoz Ledo, Coordinador del grupo redactor Constitución de la CDMX.

Con el propósito de contribuir a la redacción de los artículos en materia económica que deberán incluirse en el proyecto de Constitución de la Ciudad de México que se encuentra en proceso de elaboración,

el Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc), el Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED) y el Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad (PUEC) de la Universidad Nacional Autónoma de México, en colaboración con Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, INCIDE Social A.C. organizaron el pasado 2 de junio un diálogo sobre la situación y prospectiva de las actividades económicas en la capital.

Participaron en este foro David Ibarra, académico de la Facultad de Economía-UNAM; Enrique Provencio, académico del PUED-UNAM; Alicia Ziccardi, Directora del PUEC-UNAM; Berenice Ramírez, Secretaría Académica del IIEc-UNAM; Margarita Flores, Secretaría Académica del PUED-UNAM; Gustavo Garza, investigador del CEDUA-El Colegio de México; Porfirio Muñoz Ledo, Coordinador del grupo redactor de la Constitución de la CDMX; Clara Jusidman, integrante del grupo redactor; León Aceves, Director de la Escuela de Administración Pública de la CDMX; María de los Ángeles Moreno, ex Diputada local; Carlos Labore, Fundación para la Democracia A.C.; Ricardo Becerra, Subsecretario de Desarrollo Económico y Sustentabilidad de SEDECO del gobierno local; Saúl Escobar, profesor-investigador de la Dirección de Estudios Históricos del INAH; Mateo Lejarza, miembro del Consejo Económico y Social CDMX y Juan Gerardo Domínguez, de la Asociación Economía Solidaria.

Clara Jusidman, integrante del grupo redactor de la nueva Constitución de la CDMX, precisó que al interior del grupo han trabajado en tres bloques articulados: uno relacionado con los derechos de las personas, otro sobre el funcionamiento de la ciudad, en el cual están las actividades económicas y un tercero sobre la organización del gobierno, las autoridades y los poderes. El objetivo de esta reunión es reflexionar sobre el articulado que debería estar incluido en la nueva Constitución, relacionado con las actividades, los agentes y los actores que hacen la vida económica de la Ciudad de México.

Porfirio Muñoz Ledo, Coordinador del grupo redactor afirmó que la nueva Constitución “es un pacto social que reposa sobre un pacto urbano, que debe ser financiado por un pacto fiscal y que tiene en la parte orgánica un pacto político y que se trataba de una reunión útil para debatir propuestas sobre cómo podría formularse constitucionalmente el destino económico de la ciudad y el pacto fiscal”.

El Dr. David Ibarra, Doctor Honoris Causa por la UNAM en el 2010, presentó su artículo “La Ciudad de México y su nueva Constitución en el entorno nacional” de autoría conjunta con Ricardo Dosal, texto introductorio que sirvió para dar pauta al diálogo. Expuso los factores económicos, sociales, económicos y políticos que explican la disminución del peso de la Ciudad de México como motor del desarrollo nacional.  Entre 1970 y 2014, la CDMX ha reducido de 28 a 16% su contribución al total del país; la ciudad ha tenido una caída drástica en su producción con respecto al conjunto del país, la tasa manufacturera de la urbe ha disminuido del 32 al 7% en los mismos años. A partir de este diagnóstico, el Dr. Ibarra propuso que la ciudad encuentre nuevas vocaciones productivas que recuperen su capacidad para impulsar el desarrollo nacional. Para ello planteó aprovechar la enorme infraestructura ya establecida en la capital y combinarla con la infraestructura institucional desarrollada para crear centros de investigación tecnológica avanzada. “Mi propuesta con este artículo es renovar el papel de la Ciudad de México como el cerebro económico, transformador de la economía nacional”.

El investigador Gustavo Garza del Centro de Estudios Urbanos y Ambientales (CEDUA) de El Colegio de México, comentó la importancia del artículo al introducir la dimensión macro económica en los problemas urbanos, que ha sido un ausente notable en la planeación urbano regional en el país. Apuntó que la Constitución de la CDMX se hará sólo para la mitad de esa gran zona urbana, que está dividida políticamente, pero es una unidad y lo más adecuado sería crear comisiones metropolitanas ejecutivas. De acuerdo con datos del documento, alrededor de una cuarta parte de la riqueza nacional se genera en la zona metropolitana del Valle de México y el verdadero desafío es mantenerla como el motor del desarrollo económico nacional y acelerarlo. Un desafío mayor en una economía global, donde las grandes metrópolis están compitiendo entre sí, es que la CDMX sea eficiente a escala internacional. Con respecto a su vocación económica, consideró que indiscutiblemente debiera ser el sector terciario y específicamente los servicios modernos al productor.

El Lic. Enrique Porvencio, académico del PUED-UNAM y Constituyente electo resaltó el planteamiento de percibir la recuperación urbana y la regeneración de barrios como parte de la economía popular que puede reimpulsar al desarrollo económico de la urbe. Para su recuperación económica no sólo hay que considerar la economía empresarial y las grandes inversiones, sino también contemplar como oportunidad la baja productividad muy ligada a la economía informal. Remarcó que la Constitución local debe considerar la nueva gestión económica de la ciudad en relación a la coordinación y al rol económico de las alcaldías. También destacó que los posibles sectores con potencial económico para nuestra ciudad son el turismo, el esparcimiento y cultura, las instituciones y oferta educativa y la reindustrialización regional basada en innovación, ciencia y tecnología.

La Dra. Alicia Ziccardi, directora del PUEC-UNAM, aseveró que existe una gran tensión en la capital entre el modelo de ciudad que se sustenta en el derecho a la ciudad y el modelo de la ciudad neoliberal, de la ciudad como un negocio en sí misma. Esto sucede en otras grandes metrópolis del mundo, pero en varias de ellas ya existen mecanismos para contrarrestar esta apropiación privada de los excedentes que se generan a partir de los cambios de uso, la redensificación y la refuncionalización de zonas deprimidas. “En la CDMX el tema de las plusvalías y de quién se apropia de ellas y cómo se redistribuyen no es transparente. La Ciudad de México es una urbe de grandes desigualdades, muchas generadas por la forma como se accede a la vivienda, los equipamientos y los servicios. Esta Constitución debe lograr resolver esta tensión existente”. Asimismo, propuso crear un Instituto de información estadística local y que se evalúen no sólo las políticas sociales sino todas las políticas públicas del ámbito local, en particular las políticas urbanas y territoriales.

Porfirio Muñoz Ledo comentó finalmente que “debe detonarse la reforma fiscal de la federación porque hay capacidad de ir a un constituyente, esta ciudad puede plantear una iniciativa al Congreso”.

Tagged under:

constitución cdmx
Gracias por compartir!