titgdifusion

Conferencia: “Centro histórico de Barcelona y áreas de nueva centralidad. La Ciudad equilibrada

“La renovación urbanística con objetivos públicos tiene que desarrollarla la administración pública y no dejarlo en manos de privados”: Martí Abella, Ayuntamiento de Barcelona.


El 27 de octubre el Dr. Martí Abella Pere, Coordinador de Proyectos de Barcelona Gestió Urbanística, Gerencia Ecologia y Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, España, impartió la conferencia " Centro histórico de Barcelona y áreas de nueva centralidad. La Ciudad equilibrada”, en el marco del Seminario Permanente Centro Histórico de la Ciudad de México organizado por el Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad (PUEC) y el Programa de Posgrado en Urbanismo, conjuntamente con la Facultad de Arquitectura de la UNAM y el Instituto Nacional de Antropología e Historia a través de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos. El Arq. Marcos Mazari, director de la Facultad de Arquitectura moderó este evento.

El Dr. Martí Abella, quien ha trabajado durante décadas en el proceso de transformación urbanística del centro histórico de la ciudad de Barcelona, compartió su experiencia y los elementos que conforman el proyecto Barcelona. Dijo que es un modelo mundial que ha servido como referente ya que lleva 30 años desarrollando una intervención que ha tenido importantes consecuencias y repercusiones en su urbanismo.

Expuso que en 1980 el Ayuntamiento planteó la intervención del centro histórico como el único camino para salvaguardarlo y realizó un diagnóstico que le permitió planear y elaborar instrumentos para recuperarlo. Indicó que ante la falta de capacidad financiera del Ayuntamiento para llevar a cabo los planes, se planteó que “el urbanismo era por si solo incapaz e insuficiente para detener el proceso de degradación de Ciutat Vella y que era necesario sumar y coordinar los procesos urbanísticos con otros ámbitos de intervención: sociales y económicos para la creación de equipamientos, equilibrios económicos en los usos de suelo y tener el control desde una dirección única de la estructura política municipal capaz de crear el plan y desarrollarlo”.

De ese proceso de transformación urbanística, destacó la creación de Áreas de Rehabilitación Integral (ARI) en las que el Estado aportó la inversión para los proyectos específicos con capacidad de transformación, así como la creación de la Comisión Gestora del ARI, cuyo fin era vincular la participación de la sociedad civil en el proceso de manera coparticipada y continuada. El método fue la realización de reuniones entre varios actores involucrados: públicos, vecinales, empresariales y se creó, un instrumento de gestión, que es una empresa, una sociedad mixta municipal y privada, encargada de desarrollarlo. El proyecto de transformación del centro histórico incluyó calles, plazas, parques, viviendas, centros cívicos, escuelas, deportivos.

Subrayó que “en un centro histórico, el sector privado nunca tendrá la capacidad de gestionar, es necesario que la administración pública esté siempre detrás de un proceso de transformación de centro histórico.” “La renovación urbanística con objetivos públicos tiene que desarrollarlo la administración pública y no dejarla en manos de privados”.

Uno de los retos que enfrenta en la actualidad el centro histórico de Barcelona es el turismo, ya que amenaza la mixticidad, que ha sido una de las razones de éxito del proyecto. Para continuar fomentando la mixticidad de usos, proponen trabajar desde diversos ámbitos: poblacional, actividades económicas, usos de suelo, objetivos urbanísticos y paisaje urbano. “El equilibrio de la ciudad se consigue permitiendo que en diversos ámbitos se puedan reproducir todas las condiciones que se puedan dar en un espacio de centralidad máxima como lo es Ciutat Vella. Barcelona que quiere tener todo en amalgama y suma”.

La Dra. Mónica Cejudo, profesora de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, señaló que Barcelona ha servido de ejemplo para otros centros en diversas ciudades en el mundo. “En las bases del proyecto de recuperación, se vio cómo el urbanismo de la ciudad encuentra a nivel de calle el mayor escenario para la representación de la vida social. Así desde su origen, se han desarrollado propuestas de renovación urbana, bajo un horizonte de referencia más o menos ideal.” “El crecimiento es imparable pero la centralidad se puede mantener y hay que conservarla. Es lo que se ha logrado con el Plan de Actuaciones Integrales y su promoción en Ciudad Bella”.

El Mtro. Luis Alberto Pérez de la Facultad de Arquitectura de la UNAM recalcó la inclusión de la población en las distintas intervenciones de la ciudad y subrayó la importancia de que la gestión, la administración y dirección de los proyectos esté en manos de un grupo colegiado y no en manos de intereses particulares.

El Dr. Martí Abella es especialista en renovación de centros históricos, ha colaborado en cursos y posgrados en las Universidades de Barcelona, la Politécnica y la Autónoma de España y ha sido conferencista en congresos y foros de debate sobre la intervención y renovación de centros históricos en diversas ciudades del mundo. Actualmente es Director de la Oficina de Rehabilitación de Ciutat Vella y Director de Comunicación y Promoción en Fomento en la Ciutat Vella SA; fue bis Alcalde y Concejal de urbanismo en el Ayuntamiento de Solsona.

 

Gracias por compartir!