titgdifusion

Foro: Compartiendo experiencias de reconstrucción, Italia-México.

Enrico Cocchi, director de la Agencia Regional para la Reconstrucción de Terremotos 2012 Región Emilia Romagna, Italia.

Experto que participó en la reconstrucción de los sismos de 2012 en la región de Emilia Romagna en Italia, compartió la experiencia en la UNAM.
Primordial el capital social en el proceso de reconstrucción de eventos catastróficos.

 

El Dr. Enrico Cocchi, director de la Agencia Regional para la Reconstrucción de Terremotos, habló sobre el proceso de reconstrucción de los sismos de 2012 que afectaron la Región Emilia Romagna en Italia, en el Foro “Compartiendo experiencias de reconstrucción”, organizado el pasado 13 de marzo por el Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad de la UNAM.

Ante eventos como los sismos “lo que tenemos es el capital social, el sistema de las competencias, y de las relaciones. Si un evento catastrófico destruye estas relaciones, el proceso para reconstruirlas es muy complejo y largo”, aseveró Coochi.

En el Auditorio Mtro. Ricardo Torres Gaitán del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, se inauguró el foro con la participación de Lic. José Alfredo Cordero, director del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de la Ciudad de México, el Mtro. Abraham Torres, en representación del Consejo Económico y Social de la Ciudad de México y el Dr. Javier Delgado, director del PUEC.

Javier Delgado apuntó que esta reunión permitirá visualizar más ampliamente elementos para el proceso de reconstrucción de la Ciudad de México.

Abraham Torres indicó que lo ocurrido el 19 de septiembre del 2017 fue una llamada de atención para la Ciudad de México para reconocer que hacen falta protocolos de emergencia. Las experiencias internacionales ayudan a elaborar este tipo de instrumentos.

José Alfredo Cordero precisó que el Consejo Científico para la Reconstrucción de la Ciudad de México definió acciones inmediatas para atender a casi 110 mil damnificados y 650 inmuebles con algún tipo de daño, se instrumentaron tareas de rescate, evaluación de daños y se formuló un programa para la reconstrucción que se presentó el 12 de enero pasado. Se espera se realicen 20 estudios por instituciones de educación superior e institutos académicos de prestigio para que, a partir de evidencia científica, se formulen programas y políticas públicas acordes a las necesidades de la urbe.

Enrico Cocchi mencionó que los daños de la serie de sismos de mayo de 2012 en la zona del norte de Italia ascienden a 13.2 mil millones de euros; 29 víctimas mortales, 19 mil familias damnificadas y más de 2 mil edificios públicos dañados, incluyendo museos, hospitales y escuelas, además de iglesias con un valor histórico y arquitectónico importante y múltiples industrias.

Para afrontar la emergencia el Estado italiano estableció una ley especial el 6 de junio y creó un Comité Institucional, constituido por todos los alcaldes y presidentes de las provincias de la región, para tomar decisiones sobre la reconstrucción a nivel territorial.

Recién acontecida la tragedia, el gobierno priorizó canalizar lo indispensable para la gestión de la emergencia, brindó recursos para el resguardo de las personas, instaló casas de emergencia, concentró centros de coordinación por municipio, favoreció la multifuncionalidad de los espacios y brindó sueldos de no trabajo para 13 mil trabajadores afectados, así como, por la importancia de la industria en la región, mantuvo a los trabajadores en el territorio para garantizar la continuidad productiva.  

Coochi apuntó que la prevención sísmica no es construir bunkers, sino asegurar las condiciones donde la vida continúe, ponderando las mejores condiciones de habitabilidad y el manejo de subprogramas operativos que se adapten a cada situación.

Gracias por compartir!