titgdifusion

Seminario sobre Mercado inmobiliario y estructura urbana.

De izquierda a derecha: Javier Delgado Campos, director del PUEC-UNAM; Gonzalo Inguanzo Arteaga, Ibero Puebla; Lorena Cabrera Montiel, Ibero Puebla; Fernando Fernández Font, rector Ibero Puebla; Aurora Berlanga Álvarez y Emma Morales García de Alba, Ibero

Los especialistas nacionales y extranjeros coincidieron en la necesidad de reivindicar la planificación urbana y el papel de la academia en la planeación de las ciudades.

"Hay que recuperar políticamente la legitimidad de la intervención del Estado en la producción de la ciudad": Pedro Abramo.

 Se llevó a cabo el pasado 30 y 31 de octubre el Seminario “Ciudad: mercado inmobiliario y estructura urbana” organizado por la Universidad Iberoamericana de Puebla, en conjunto con el Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad (PUEC) y el Instituto de Geografía de la UNAM, con el objetivo de delinear una agenda de investigación sobre el tema.

Destacados especialistas tanto nacionales como internacionales, adscritos a diversas universidades, reflexionaron sobre este fenómeno global que está transformando la estructura de las ciudades y sus regiones de influencia y sobre la necesidad de repensar los actuales instrumentos de planeación y control de usos del suelo, que hasta ahora han sido ineficaces para garantizar ciudades más justas.

Durante el acto inaugural, con sede en la Ibero Puebla, estuvieron presentes por parte de esta Universidad, el rector Dr. Fernando Fernández Font; el director general académico, Dr. Gonzalo Inguanzo Arteaga; la Mtra. Aurora Berlanga Álvarez, directora del Departamento de Arte, Diseño y Arquitectura y la Mtra. Lorena Cabrera Montiel, profesora de la Maestría en Hábitat y Equidad Socio Territorial y coordinadora del seminario; así como también el Dr. Javier Delgado Campos, director del PUEC-UNAM.

El rector Fernando Fernández señaló que, desde el punto de vista del urbanismo, en la actualidad la ciudad se ha convertido en un lugar inhabitable. Aseveró que la universidad tiene la responsabilidad de hacer frente a esta realidad y el seminario servirá para hacer propuestas que incidan en políticas públicas para crear espacios más armoniosos para sus habitantes.

Javier Delgado Campos remarcó que el tema del mercado inmobiliario adquirió mayor relevancia después del sismo del pasado 19 de septiembre. Coincidió en que el seminario es una oportunidad para hacer propuestas a quienes toman decisiones.

En el panel principal, participaron ponentes que son referentes latinoamericanos del tema: Dr. Samuel Jaramillo, profesor-investigador del Centro de Estudios de Desarrollo Económico y profesor de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes, Colombia; Dr. Pedro Abramo, profesor de economía urbana en el Instituto de Planeación y Planificación Urbana y Regional de la Universidad Federal de Río de Janeiro, Brasil y director del Observatorio Inmobiliario de Políticas de Suelo de la misma universidad y Dr. Ignacio Pradilla Cobos, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, México.

Ignacio Pradilla Cobos resaltó que, en nuestro país, los procesos estructurales han producido una nueva geografía de las rentas y los precios del suelo. Afirmó que desde hace tiempo el mercado inmobiliario se fundió con el capital financiero y ya no sólo invierte en vivienda, sino produce también bienes en otros ramos, como los centros comerciales, que han aumentado considerablemente, con el aval del Estado. Asimismo, subrayó la necesidad de replantear la recuperación de plusvalías y el importante papel que tiene la academia en la planeación urbana.

“Detrás de la gentrificación en las zonas centrales de las ciudades están los especuladores, que buscan la reescritura de los centros de las urbes para el gran capital”, así lo afirmó Samuel Jaramillo. También aseveró que en la actualidad existe un reavivamiento de la autoconstrucción por densificación, ocasionada por los precios del suelo, que está transformando de manera muy importante la lógica de la ciudad, generando grandes contradicciones.

El académico argumentó que el tamaño de las grandes empresas promotoras y su capacidad de hacer transformaciones de mucho calado en el espacio urbano les permite hacer cosas que antes no era posible. Por ello, es necesario identificar los mecanismos del sector para diseñar políticas públicas alternativas, tomando en cuenta la escala y la reconfiguración de los actores. “Hay que pensar en qué elementos normativos existen para evitar que haya excesiva concentración y excesiva difusión en la periferia”. Planteó además una reivindicación de la planificación urbana, con una base técnica y rigurosa.

Pedro Abramo afirmó que “hay que recuperar políticamente la legitimidad de la intervención del Estado en la producción de la ciudad”. Asimismo, la política pública debe restringir la posibilidad del capital inmobiliario en su lógica de autovaloración y capturar las formas de ganancia fundaría y financiera.

El especialista expuso que, en la última década, los asentamientos consolidados de alquiler crecieron de manera exponencial en el mercado inmobiliario informal, induciendo a una nueva informalidad que aumenta con la densificación y la verticalización. Con este fenómeno, está cambiando la visión de los asentamientos populares de los últimos veinte años; “existe una potencia productiva de producir ciudad que debe ser pensada en el marco de políticas urbanas, donde se rescate este mercado informal que produce la precarización del precario”.

En las otras mesas de discusión, participaron también Ignacio Carlos Kunz Bolaños, Fernando Greene Castillo y Daniel Pérez Torres, de la Facultad de Arquitectura-UNAM; Clara Eugenia Salazar, de El Colegio de México; Carolina Pedrotti, El Colegio Mexiquense; Lorena Cabrera y Emma Morales García de Alba, de la Ibero Puebla; Francisco Vélez Pliego, del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP; Enrique Pérez, Alejandra Garrido, Alejandra Pérez y Adriana Ruiz, del Instituto de Geografía-UNAM.

Gracias por compartir!